Del plebiscito del jueves primero de diciembre del 2011 en la Universidad Tecnológica de Pereira

Un ejercicio verdaderamente democrático, un resultado contundente.

Ayer, jueves primero de diciembre del 2011, se desarrolló un plebiscito entre las 08 de la mañana y las 08 de la noche. Promovido por la Asamblea General de Profesores y organizado conjuntamente con estudiantes y trabajadores de la Universidad, el voto se realizó en 7 lugares (Bloque administrativo, Educación, Ambiental, Salud, Hospital San Jorge, Humanidades y Bellas Artes) y la comunidad universitaria se desplazó masivamente para participar en este plebiscito.

 

Las dos preguntas formuladas en éste fueron:

1) ¿Está usted de acuerdo con el mecanismo utilizado en la UTP para la elección del rector?

2) ¿Está usted de acuerdo con la decisión del Consejo Superior de la UTP de designar como rector por un quinto periodo a Luis Enrique Arango?

 

La siguiente tabla recapitula los resultados de este plebiscito:

Sin embargo, otra conclusión, otra lección, quizás más importante todavía nos queda de este plebiscito: la existencia en nuestra universidad de una voluntad profundamente democrática. Pero no sólo de una voluntad, sino de una concertación, de acciones, de actividades, frutos de la unidad y unión entre estudiantes, profesores, trabajadores, administrativos, entre personas que anhelan una verdadera democracia en la universidad.

Y es precisamente porque existe esta unidad, esta unión que los anhelos democráticos en la Universidad Tecnológica de Pereira se transforman en acciones, en actividades, en plebiscitos, en resultados, en frutos.

 

¿Ahora, que sigue? ¿Que debe seguir después del plebiscito de ayer que revela un asombroso rechazo hacia la última elección del rector y hacia el proceso de esta elección?

La respuesta, obviamente, está en la pregunta: el rector y el consejo superior deben aceptar y reconocer el contundente rechazo del proceso de elección que se llevó a cabo el último viernes, donde se nombró como rector por un quinto periodo, sin ningún respaldo real de la comunidad universitaria, a Luis Enrique Arango Jiménez. Y, por lo tanto, se debe implementar un nuevo proceso en el que se permita la inscripción de otros candidatos y una votación, de manera representativa, del conjunto de la comunidad universitaria.

 

El plebiscito de ayer demostró que existe en la universidad un movimiento democrático real que no se limita a una consciencia, a opiniones y palabras, sino también a acciones conjuntas de estudiantes, profesores y trabajadores que nos permitirán seguir construyendo la universidad que queremos.

 

La marcha continua. Sigamos trabajando unidos por nuestra universidad!

 

Coordinación profesores-estudiantes-trabajadores UTP.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Del plebiscito del jueves primero de diciembre del 2011 en la Universidad Tecnológica de Pereira

  1. carlos m m dijo:

    realmente esto muestra nuestro rechazo ese señor que ocupa la rectoria en nuestra rectoria de la utp.

  2. LOGISTICA dijo:

    Es importante mantener una democracia sin corrupción y justa para todos los votantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *