Mejores ideas para llegar a fin de mes

Son pocas las personas las que por una u otra razón llegan a fin de mes con una sonrisa y sin preocupaciones. Algunos individuos tienen más gastos que otros, por eso es importante saber enfocarnos para culminar en mes lo más plano posible y sin algún percance económico. Sea que tengas pocos ingresos o que vivas un poco holgado, estas son las mejores ideas para llegar a fin de mes cómodamente.

1)   Haz una lista de prioridades y objetivos

Lo primero que tienes que hacer es una lista de cuáles son tus prioridades y tus objetivos. Es decir, en una parte cuales son las prioridades más inmediatas en cuanto a necesidades y en la otra cuales son aquellos objetivos, véase, cosas que comprar o viajes que hacer que realizaremos durante el mes.

Obviamente, primero te enfocas en tus necesidades hasta tener todo lo necesario de forma rápida. Después, cumplir los objetivos de ahorro, inversión, gastos, viajes, compras y etc. Estar organizado siempre es lo mejor que puedes hacer.

2)   ¿Cuáles son tus gastos e ingresos?

Llevar la contabilidad es algo muy importante que también debes empezar a poner en práctica. Puedes llevar una balanza de cuáles son tus ingresos netos en un lado y a su vez, cuáles son tus gastos completos en el otro.

Como siempre en los gastos deben ir primero las necesidades y las prioridades, después, anotar cada una de las cosas que hace salir el dinero de tu bolsillo. Así siempre sabremos cuanto gastamos según las variables y sabremos como reducir la fuga de capitales.

3)   Define cuáles son tus gastos fijos y gastos variables

Una ley que siempre se cumplirá es la siguiente, mientras más disminuyas los gastos, tendrás menos preocupaciones y a su vez podrás ahorrar más. En la lista de los gastos, si la has hecho, deberías definir cuáles son aquellos que tendrás cada mes, ejemplo: luz, agua, transporte, alquiler, entre muchos otros que llamaremos gastos fijos.

Por otra parte tenemos los gastos variables, aquellos que tenemos cada mes pero que podemos amoldar de alguna forma. Por ejemplo, esta ir al cine, comer fuera de casa, comprar un videojuego y muchos más. Si los gastos variables superan a los gastos fijos, es porque puede que se te esté yendo mucho dinero en cosas sin relativa importancia.

 

 

4)   Reduce gastos

Una vez una vez que ya tengas listo todo lo anterior surgirá una interrogante importante que debemos hacernos con seguridad: ¿Puedo dejar de gastar en alguna cosa? Allí mismo debes hacer un análisis con la información ya recogida y determinar ello. Por ejemplo, puedes dejar de gastar comprando ropa, saliendo todos los fines de semana o dejando de comer fuera de casa en exceso. Mientras más realices cambios como los que mencionamos de ejemplo, más podrás ahorrar a la larga.

5)   Invierte o elimina deudas

Si quieres llegar al final de mes debes cancelar cualquier deuda que tengas pendiente sin adquirir otras nuevas. Hay personas que adquieren una deuda o que juegan a la loteria para salir de la anterior deuda, este es un paso nada recomendable pues lo único que hace es retrasarnos hacia la meta.

Caso contrario, si ya has eliminado todas las deudas y tienes un capital algo fuerte, puedes tratar de invertir en algún negocio que te sea rentable. Debes investigar los diferentes negocios que existen y quizá determinar alguno que sea de tu agrado y de tus capacidades.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas