El Escepticismo y la Fe. A propósito de Nicolás Gómez Dávila

La filosofía del pensador colombiano Nicolás Gómez Dávila parece estar en una constante tensión entre el escepticismo y la fe. A lo largo de su obra y en gran parte de sus apuntes se puede ver esa actitud descreída que provoca la duda filosófica; lo mismo que en algunos otros ratifica su total confianza en Dios y en la Iglesia preconciliar, vista ésta no sólo como ejemplo de gobierno jerárquico perfectamente organizado, sino como educadora: madre y maestra (mater et magistra). Tanto para defender sus propios argumentos como para atacar y criticar a sus adversarios se vale de su fe a través del descrédito -como veremos- de los ideales de la razón, de la ciencia, de la técnica, de la democracia, de la modernidad y del progreso, entre otros. Pero no se crea que el autor de este trabajo tenga la intención de reducir el pensamiento de Don Nicolás a esa tensión expresada al comienzo. No, ni más faltaba, y mal haría en pretenderlo. Puesto que la obra de Gómez Dávila es irreductible, tiene miles de matices aquí y allá, y éstos no se pueden contener todos en una sola línea de lectura, están así estructurados enriqueciendo su pensamiento.

Sin embargo, si tuviéramos que rescatar un rasgo, si fuera necesario determinar ¿qué es lo que “unifica” la filosofía gomezdaviliana? concluiríamos sin equívoco que es esa tensión entre el escepticismo y la fe. Los enemigos de don Nicolás son los enemigos de la fe católica que se alzan como estandarte en la modernidad y que son tomados como prototipo en los años siguientes, estos son entre otros: el progreso, la técnica, la democracia, la moda, la razón divinizada, el hombre emancipado de Dios, etc. y para luchar contra estos enemigos reviste su pensamiento de escepticismo, para atacarlos con las armas de la duda, de la ironía, de la indeterminación, pero también con la máxima, con la sentencia, con la conclusión irrefutable, con la expresión dogmática amparada en la tradición. Para este combate Gómez Dávila recurrirá a un arcaico estilo de escritura en el que se cuentan los más antiguos y clásicos fragmentos al igual que los más recientes aforismos. De hecho, hablando formalmente, sus frases son unas veces abiertas y persuasivas, es decir libres a la interpretación como un aforismo, aparecen ante el lector como un cielo abierto y constelado; y otras veces son cerradas y contundentes, como en el caso de la sentencia que hace que la mirada se fije en un punto y que hacia ese punto tienda todo el significado del apunte escrito.

¿Quieres seguir leyendo? descarga el libro https://mega.nz/file/9zZSHarK#KcOJgvvB8cJQS6V2SkLdTswb4Ej-A9nl1JSHqzZ_t1k

Acerca de Pablo Andrés Villegas Giraldo

Casi filósofo, casi poeta, nunca he llegado al fondo de ningún abismo. Insomne noctívago, me trasnochan los pensamientos y una mujer desnuda. Inerme ante el amor y la filosofía. Magister en Filosofía de la Universidad Tecnológica de Pereira, beca Jorge Roa Martínez. Catedrático e investigador de esta misma universidad. Su primera obra titulada "El Escepticismo y la Fe. A propósito de Nicolás Gómez Dávila" (2016, Alemania, Publicia). También tiene un libro de poesía titulado "Cautivo del Deseo y otros poemas eróticos" (2018, Colombia). Tiene además publicaciones en revistas nacionales e internacionales, con un artículo en portugués (O homem e sua inconsistência) y varios en español; así como, algunos capítulos de libros de filosofía. Ha sido ponente en diferentes foros y congresos de filosofía tanto nacionales como internacionales. Es conferencista, ensayista, actor de teatro, gestor cultural y escritor de poesía. Es también columnista del periódico mensual El Faro desde el año 2012. Ha recibido distinciones académicas y artísticas por sus trabajos en filosofía, literatura, poesía y teatro.
Esta entrada fue publicada en Escepticismo, Fe, Filosofía, Religión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *