Cómo puedes recuperarte más rápido después de una cesárea

Un parto por cesárea es un procedimiento quirúrgico que se emplea para extraer al recién nacido seguramente para eludir los dolores y otros inconvenientes que una mujer puede padecer en ese instante. No obstante, pese a ser un procedimiento parcialmente más veloz que un parto normal, o sea, mediante la vagina, una cesárea requiere considerablemente más tiempo de restauración, en tanto que no deja de ser una intervención quirúrgica.

Tras haber pasado unos días en observación en el centro de salud tras haber dado a luz a través de este procedimiento, te va a tocar llegar a casa, donde deberás llevar los cuidados precisos para tener una restauración completa y sin dificultades secundarias. Si bien este proceso puede tardar entre seis y ocho semanas tras haber dado a luz.

podría interesarte aprender a quitar el dolor de cabeza con una papa

Cuidados los primeros días tras la cesárea

Aunque llegues a casa y te sientas recuperada tras haber pasado unos días hospitalizada, es fundamental que no hagas sacrificios superfluos y efectúes reposo a lo largo de la primera semana en tu hogar para apresurar el proceso de sanación de la herida de la cesárea. Muchas mujeres se preguntan que cuánto se tarda en recobrarse de una cesárea. La cicatrización de esta herida puede tardar más o menos unos diez días, con lo que es conveniente que prosigas estos consejos para recobrarte más veloz de una cesárea:

recuperate-de-una-cesaria-raidamente

Aunque llegues a casa y te sientas recuperada tras haber pasado unos días hospitalizada, es fundamental que no hagas sacrificios superfluos y efectúes reposo a lo largo de la primera semana en tu hogar para apresurar el proceso de sanación de la herida de la cesárea. Muchas mujeres se preguntan que cuánto se tarda en recobrarse de una cesárea. La cicatrización de esta herida puede tardar más o menos unos diez días, con lo que es conveniente que prosigas estos consejos para recobrarte más veloz de una cesárea:

  • No hagas movimientos bruscos: en tanto que podrían interferir en la cicatrización de la herida. Aun toser, reír o bien estornudar podrían provocarte dolor en tal área, con lo que debes procurar resguardar tu abdomen, así sea sujetándolo con las manos o bien poniendo encima una almohada cuando tengas estos ademanes involuntarios.
  • Haz reposo: singularmente a lo largo de las 2 primeras semanas tras haber tenido el parto por cesárea. Evita efectuar actividades que requieran un esmero físico como las tareas del hogar, subir escaleras o bien hacer ejercicio, puesto que podrían tensar los músculos del abdomen y, como consecuencia, abrir nuevamente la herida.
  • Dúchate en vez de bañarte: esto es para eludir una posible caída al levantarte o bien agacharte. Todavía de esta forma, cuando precises bañarte, solicita ayuda a alguien para entrar y salir de la ducha y intenta estar siempre y en toda circunstancia observada a lo largo del proceso.
  • Lava la cicatriz de la cesárea: mas con agua y jabón que contenga un pH neutro para no provocar ninguna infección o bien escozor en la herida. Para secarla, deberás darle toques suavísimas y ligeros con una toalla limpia.
  • No sostengas relaciones sexuales: cuando menos hasta el momento en que la herida cicatrice por completo.

Si deseas más información sobre la restauración total de la cesárea, es posible que asimismo te interese De qué forma cuidarse tras una cesárea.

  • No hagas movimientos bruscos: puesto que podrían interferir en la cicatrización de la herida. Aun toser, reír o bien estornudar podrían provocarte dolor en tal área, con lo que debes procurar resguardar tu abdomen, así sea sujetándolo con las manos o bien poniendo encima una almohada cuando tengas estos ademanes involuntarios.
  • Haz reposo: en especial a lo largo de las 2 primeras semanas tras haber tenido el parto por cesárea. Evita efectuar actividades que requieran un esmero físico como las tareas del hogar, subir escaleras o bien hacer ejercicio, puesto que podrían tensar los músculos del abdomen y, como consecuencia, abrir nuevamente la herida.
  • Dúchate en vez de bañarte: esto es para eludir una posible caída al levantarte o bien agacharte. Todavía de este modo, cuando precises bañarte, solicita ayuda a alguien para entrar y salir de la ducha y intenta estar siempre y en todo momento observada a lo largo del proceso.
  • Lava la cicatriz de la cesárea: mas con agua y jabón que contenga un pH neutro para no provocar ninguna infección o bien escozor en la herida. Para secarla, deberás darle toques suavísimas y ligeros con una toalla limpia.
  • No sostengas relaciones sexuales: cuando menos hasta el momento en que la herida cicatrice por completo.

Caminar para recobrarse de la cesárea

Aunque a lo largo de los primeros días en casa debes procurar descansar, otra forma de recobrarse más veloz tras una cesárea es empezar a pasear cuanto antes siempre que lo hayas consultado con el médico y te haya indicado que no hay inconveniente. No obstante, es esencial que tengas paciencia y lo hagas de forma progresiva para tener una restauración saludable:

Puede que asimismo te interese este otro artículo sobre De qué forma ejercitarse tras una cesárea.

Aunque a lo largo de los primeros días en casa debes procurar descansar, otra forma de recobrarse más veloz tras una cesárea es empezar a pasear a la mayor brevedad siempre que lo hayas consultado con el médico y te haya indicado que no hay inconveniente. No obstante, es esencial que tengas paciencia y lo hagas de forma progresiva para tener una restauración saludable:

  1. Pide ayuda a alguien para incorporarte de la cama o bien del sofá, en especial a lo largo de las primeras semanas. Es muy normal que al comienzo sientas dolor y una enorme presión en el área perjudicada. No te rindas, puesto que poquito a poco el dolor cada vez va a ser más leve.
  2. Una vez te hayas levantado para ponerte a pasear, procura estirar el leño si bien te cueste, puesto que cuanto más recta sea tu postura, más veloz va a ser el proceso de restauración.
  3. Camina siempre y en toda circunstancia acompañada de una o bien 2 personas que puedan sujetarte de los brazos para facilitarte el ejercicio físico.
  4. Hazlo poquito a poco, incrementando el tiempo y la distancia del paSeo progresivamente. Pasea con pasos cortos sin arrastrar los pies.

Puede que asimismo te interese este otro artículo sobre De qué manera ejercitarse tras una cesárea.

Aunque a lo largo de los primeros días en casa debes procurar descansar, otra forma de recobrarse más veloz tras una cesárea es empezar a pasear cuanto antes siempre que lo hayas consultado con el médico y te haya indicado que no hay inconveniente. No obstante, es esencial que tengas paciencia y lo hagas de forma progresiva para tener una restauración saludable:

  1. Pide ayuda a alguien para incorporarte de la cama o bien del sofá, en especial a lo largo de las primeras semanas. Es muy normal que al comienzo sientas dolor y una enorme presión en el área perjudicada. No te rindas, puesto que poquito a poco el dolor cada vez va a ser más leve.
  2. Una vez te hayas levantado para ponerte a pasear, procura estirar el leño si bien te cueste, en tanto que cuanto más recta sea tu postura, más veloz va a ser el proceso de restauración.
  3. Camina siempre y en toda circunstancia acompañada de una o bien 2 personas que puedan sujetarte de los brazos para facilitarte el ejercicio físico.
  4. Hazlo poquito a poco, incrementando el tiempo y la distancia del paSeo progresivamente. Pasea con pasos cortos sin arrastrar los pies.

Puede que asimismo te interese este otro artículo sobre De qué forma ejercitarse tras una cesárea.

Qué comer para recobrarse de una cesárea

Tal y como hemos indicado, la cesárea no deja de ser una intervención quirúrgica, con lo que tanto la anestesia que se requiere a lo largo del procedimiento como la técnica en sí puede provocar ciertos síntomas en el aparato digestible como gases, estreñimiento y retortijones en el abdomen. Es por esta razón que si deseamos apresurar el proceso de restauración, debemos tener en consideración ciertos siguientes consejos para el cuidado de nuestra dieta:

También es posible que te interese este otro artículo sobre Qué comer tras una cesárea.

Sangrado tras cesárea

Durante los primeros días tras haber dado a luz es normal probar un sangrado vaginal de color colorado que va a ir oscureciéndose a lo largo de los siguientes días. No obstante, deberás acudir de manera inmediata al médico si experimentas alguno de estos síntomas:

  • Supuración o bien sangrado en la herida de la cesárea.
  • Dolor agudo en el abdomen.
  • Enrojecimiento en el pecho.
  • Hemorragia vaginal muy rebosante.
  • Piernas hinchadas.

También te podría gustar...

Ir a la barra de herramientas