Y Uno Aprende


Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia

entre sostener una mano y encadenar un alma.

Y uno aprende… que el amor no significa recostarse,

Y una compañía no significa seguridad.

Y uno empieza a aprender…

que los besos nos son contratos,

y los regalos no son promesas.

Y uno empieza a aceptar sus derrotas

con la cabeza alta y los ojos abiertos.

Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy,

porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes…

y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo… uno aprende que si es demasiado

Hasta el calorcito del sol quema.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma,

En lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar,

que uno realmente es fuerte,

que uno realmente vale.

Y uno aprende y aprende…

Y con cada adiós uno aprende

J. L. Borges

Esta entrada fue publicada en Amor, Poemas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Y Uno Aprende

  1. Eliana Maria dijo:

    Alguién muy especial me compartió este poema, llegó en el momento mas indicado, espero que lo interioricen!!

  2. Juan dijo:

    Que buen poema…

    Eso es la vida, caerse para aprender a levantarse… ¿Cuántos raspones caben en la gran superficie de nuestra alma?

    Y uno aprende y aprende… 🙂

  3. Eliana Maria dijo:

    es cierto juan eso es la vida! y cuando no aprendemos es bueno contar con personitas que nos recuerden que hay que aprender y dejar que el tiempo haga lo suyo! GRACIAS POR EL COMENTARIO!!

  4. Este nuevo medio para comunicarnos me ha recibido con la grata sorpresa de unas bonitas y razonables lineas de Borges. Gracias Eliana por compartirlas con nosotros, estaremos en contacto.

  5. Eliana Maria dijo:

    Héctor, me alegra mucho que te guste, y espero ver tu blog pronto, besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *