Mansión Sepulcral, Encrucijada del Ingenio, Distrito de Los Embrujados

Fotografía: Claymont Mansion by CocteauBoy (vía Flickr)

Querido amigo:

Hace algún tiempo compré esta casa vieja, pero descubrí que en ella se escuchaba dos ruidos fantasmales: un canto lascivo y una risa sarcástica. En consecuencia, la casa resulta muy poco habitable. Sin embargo, aún queda una esperanza, pues gracias a algunas comprobaciones he observado que el comportamiento de dichos ruidos está sujeto a ciertas leyes, oscuras, pero infalibles, y que tanto el canto como la risa pueden ser afectados si toco el órgano o quemo incienso.

A cada minuto, cada ruido o bien se deja de escuchar, o bien cesa: no hay gradación. Lo que hará cada uno el lapso de un minuto depende de lo que sucedía el minuto anterior, exactamente de esta manera: el canto permanecerá igual que en el minuto anterior (se le escuchará o no) a menos que haya habido música de órgano y no haya habido risa, en cuyo caso el canto se transformará en lo opuesto, la risa hará lo opuesto de lo que hacía el canto. Sigue leyendo

{lang: 'es-419'}