Descubre si lo tuyo es la ingeniería

escuela iberoamericana

La ingeniería, sin importar de cuál de todas se trate, es bastante compleja y requiere de toda la atención y entrega posible para poder graduarse con todos los honores. Por eso, y muchos otros aspectos, no es una carrera adecuada para todos.

En ese sentido, si sientes una gran atracción hacia una de ellas, antes de inscribirte en una formación de https://www.escuelaiberoamericana.com/, debes estar totalmente capacitado para la misma. Para aclarar tus dudas, en este artículo te oriento y te ayudo a descubrir si lo tuyo es la ingeniería.

Eres extremadamente perfeccionista

Para el ingeniero la perfección es la clave. Aunque la creatividad es importante, si en los procesos no existe exactitud y precisión, nunca van a funcionar de la misma manera en comparación a si sí estuviesen dichos aspectos presentes.

En ella no se vale ser descuidado ni realizar las tareas a medias, o dejar todo a la suerte; como mínimo, todo debe estar calculado y ser predecible.

Por eso, si te consideras alguien muy minucioso y perfeccionista, la ingeniería podría ser un estudio ideal para ti.

Te gustan las matemáticas

Las matemáticas son una parte fundamental de la ingeniería. Sin ellas, la mayoría de los procedimientos (por no decir todos) no podrían llevarse a cabo. De hecho, todo lo que hasta ahora conocemos, ni siquiera existiera.

Por eso, debes tener en cuenta que, al estudiar ingeniería, sin importar sin se trata de la química, industrial, sistemática, automotriz, etc.

Todo estará repleto de matemáticas, y si eres bueno en ellas, tu camino será mucho más fácil en comparación al de los demás.

 

Eres muy proactivo

Aunque anteriormente te hablamos de la importancia de ser minucioso, eso no quiere decir que no puedas tener ideas ni iniciativa. La importancia está a la hora de ejecutarlas. Debes organizar tus ideas con anticipación y planear bien la manera correcta de plasmar tu imagen mental.

Durante la carrera tal vez la proactividad no sea indispensable, pero al empezar a trabajar sí lo es.

La iniciativa, creatividad y liderazgo puede marcar la diferencia entre escalar en tu empleo y volverte cada vez más importante en el mismo, o mantenerte estancado en un solo puesto durante muchos años.

Tienes una mente eficaz

En la ingeniería es necesario tener una mente rápida y adaptable a todas las condiciones. Generalmente, no todo saldrá de acuerdo al plan, y tener agilidad para la resolución de problemas puede ayudarte a encontrar una solución.

De lo contrario, podrías nublarte frente a un inconveniente y no saber qué hacer. En ese caso, es preciso tener una mente ágil y eficaz para realizar las tareas de manera adecuada.

Si junto con todo lo anterior eres de dar respuestas rápidas, tu mente va a 1000 por hora y dónde todos los demás ven un problema tú ves una solución, la ingeniera puede ser la adecuada para ti, sobre todo en el ámbito práctico.

Sin lugar a dudas, si cumples con lo mencionado y te gusta la ingeniería, ¡no lo pienses más! Es lo tuyo.

Dejar un comentario