Cómo comer cinco piezas de fruta al día

En la actualidad, uno de los problemas de salud que más afecta a la población mundial son los trastornos alimentarios, los que habitúan a llevar a la desnutrición, o bien a la obesidad y al sobrepeso. Estas alteraciones también pueden generar mayor riesgo de sufrir otras patologías como diabetes tipo 2 o enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular.

La mejor manera de combatir los inconvenientes de peso es incluir en nuestra vida diaria hábitos saludables, como un reposo recomendable, hacer ejercicio regularmente y asimismo agregar una buena alimentación. Una de las bases de una dieta sana y equilibrada es incluir frutas y verduras en el menú de día a día. De verdad, la OMS (OMS) recomienda la ingesta de cinco piezas de fruta o verdura al día. La fruta es precisa para cubrir las necesidades nutricionales básicas de nuestro organismo, sobre todo por las vitaminas y la fibra que aportan. Si te resulta complicado incluirla en tu dieta, en SobreSalud te explicamos cómo comer cinco piezas de fruta al día.

También te puede interesar: Me duele la cabeza cuando como azucar

Consejos para comer fruta diariamente

Si no estás acostumbrado a tomar fruta de forma diaria, es muy normal que cuando intentes incluir cinco piezas en tus ingestas te cueste un enorme esfuerzo. Te recomendamos, entonces, lo siguiente:

  • Al principio: comienza intentando tomar este comible en tus desayunos, en el almuerzo y en la hora de la merienda, tal como si fuera un snack. Puedes empezar con frutas pequeñas si te cuesta mucho.
  • Cómete la piel: aparte de esto, te invitamos a que las piezas de fruta, de ser posible, las ingieras con piel. Como resulta lógico hay algunas variedades en la que no es posible, como la piña, la naranja o el kiwi, pero en otras como la manzana o la pera, su ingesta supone un aumento notable en el porcentaje de fibra que nos puede aportar el comible.
  • Fruta y otro alimento: además es recomendable que sumes otro comible en tus almuerzos y meriendas aparte de la fruta. Un lácteo, como un iogur, o un puñado de frutos secos pueden complementar perfectamente a la pieza de fruta.
  • En el desayuno: con respecto al desayuno, debe ser completo y contener hidratos de carbono, proteínas, grasas y vitaminas. Si no sabes de qué forma incluirlo todo, aquí tienes un ejemplo: tostadas con jamón ibérico y aceite de oliva, café con leche y kiwi. ¿Prefieres algo dulce? Sustituye el aceite de oliva por margarina y/o mermelada y el café con leche por un yogur con fresas naturales.

Puede que además te interese Las mejores frutas para el desayuno.

La fruta en el postre

comer-fruta-diariamenteSeguro que has escuchado en muchas ocasiones que la fruta de postre engorda y has acabo preguntándote cuánto fruta debes tomar al día para no engordar. Es uno de esos falsos mitos que se han instalado en la alimentación de la sociedad de hoy en día. No pasa nada por tomar fruta en el postre, ni en las comidas ni en las cenas. De verdad, la fruta es uno de los comibles más provechosos que podemos tomar. Si consideras que el inconveniente está en el azúcar, estima que se trata de un azúcar natural, y no como el que podemos encontrarnos en el chocolate o en otros comibles procesados. En consecuencia, no tengas miedo de comer fruta: la fruta no engorda.

Es más, si aún no estás absolutamente convencido/a, en este otro artículo te enseñamos De qué forma bajar de peso comiendo frutas.

Cómo tomar fruta de postre

Si a pesar de ello te sigue costando incorporarla, intenta evitar ciertas frutas más pesadas, como la manzana, y toma aquellas cuyo porcentaje de agua es muy, muy alto, como la piña, el melón o la sandía. Las frutas pequeñas, como las fresas o las cerezas, además te resultarán más simples de digerir como postre.

Formas simples de incluir las frutas en tus comidas diarias

Si te sigue resultando muy complicado comer frutas durante tu rutina diaria, hay algunos trucos y recetas que te pueden acudir.

  • Zumos: como ya hemos explicado previamente, es mejor que tomes la pieza de fruta completa, a ser posible con piel, para ingerir todos los nutrientes posibles. Pero si te resulta difícil puedes, al principio, tomar una o dos piezas de fruta de las cinco al día en forma de jugo, aunque pierdas fibra y la capacidad saciante que tiene una fruta entera.
  • Trozos de fruta y yogur: otro truco es recortar la fruta y tomarla con tu yogur en el desayuno, almuerzo y merienda. Si quieres puedes añadir también frutos secos y miel.
  • Fruta como primer plato: ¿te cuesta mucho tomarla a la hora del postre? Aquí tienes un truco. En vez de dejarla para el final, puedes sumarla al entrante o al plato principal. Prueba a echar manzana o granada a tus ensaladas o emplea la piña con las carnes. La pera o las uvas además pueden formar parte de unos crepes de entrante.
  • Macedonia: si prefieres un final muy dulce, puedes preparar una deliciosa macedonia, con diferentes variedades de fruta, y con una base de jugo de naranja o de mandarina, para dar un toque sutilmente ácido.
  • Compota de frutas: otra forma simple de tomar fruta en ese momento es hacer una compota casera de frutas. Será como tomarse un yogur de postre, solo que con otra textura y con un sabor más dulce.

Ahora que bien sabes de qué forma comer cinco piezas de fruta al día, posiblemente además te interese este otro artículo de unCOMO sobre De qué forma hacer pudin de frutas, otra opción alternativa para tomar fruta en tu día tras día.

Este artículo es unicamente informativo, en SobreSalud no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico, ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Ir a la barra de herramientas