Diseño de Empaque

Las grandes compañías de productos que uno puede encontrar en un supermercado, son parte de grandes corporativos y tienen departamentos internos de diseño o cuentan con personal experimentado en la compra de servicios de diseño. Para las PYMES y emprendedores con presupuestos más reducidos la tarea de encontrar una agencia de diseño de empaque es más difícil.

Las pequeñas empresas compiten para ser favorecido por la compra de un consumidor que en un breve instante menor a 10 segundos decidirá qué producto comprar. Por lo tanto las marcas contratan agencias para investigar las conductas de compra del consumidor con el objetivo de re-orientar sus esfuerzos de marketing y ejecutar diseños de empaque que inciten a los clientes a elegir sus productos.

Debido a que las grandes empresas tienen presupuestos más holgados de marketing, las pequeñas empresas están en desigualdad de condiciones competitivas. Muchas de éstas pequeñas empresas obligadas por la encarnizada competencia de mercado, no tienen otra opción que reducir dramáticamente sus precios a niveles muy poco rentables para mantener su atractivo y ser competitivas. Esto debido en muchas ocasiones a que tienen empaques rudimentarios que no pueden comunicar claramente al consumidor el valor que aportan sus productos.

Las PYMES debido a sus estrechos presupuestos, regularmente eligen hacer el diseño de empaque con sus propios recursos o a través de un diseñador freelance. Ambas opciones pueden resultar catastróficas para el desarrollo del negocio a menos que el emprendedor sea un prodigio del diseño, y si va a contratar a un freelance, solo sería recomendable si el empresario tiene una sólida experiencia dirigiendo proyectos de branding y ha sido director de arte con anterioridad. Si no tiene ésta experiencia y habilidades están en riesgo de comunicar erróneamente los valores de su producto y perjudicar su marca en el largo plazo, además de ser capaces de confundir a sus clientes potenciales que compran en las cadenas de supermercados, arriesgándose a perder su nivel de ventas actual.

Otra problemática común de trabajar con un diseñador freelance, es que si el empresario no tiene experiencia dirigiendo proyectos de diseño, la incapacidad de comprender y comunicar efectivamente la terminología de arte y diseño puede confundir al diseñador y desviar un proyecto potencialmente exitoso en un fracaso. Los proyectos fracasan continuamente porque el cliente inexperto pretende dirigir detalles donde no tiene competencia y los juzga de una manera emocional, como los colores, las formas, y las decisiones visualmente estratégicas. Cuando el empresario no se deja asesorar y se impone a su diseñador en un proyecto de diseño, generalmente habrá un fracaso visual, y se tendrá un empaque que no cumpla su función de ser un facilitador para el consumidor y un vehículo comercial.

Una agencia de diseño de empaque por las diferentes capas de experiencia entre sus asociados, puede ser una respuesta más sólida a las necesidades del emprendedor. Buscar una agencia especializada que pueda comprender la naturaleza del proyecto y producto y que sea capaz de investigar el mercado e intuir y diseñar estrategias viables para el producto de consumo en cuestión y entienda la perspectiva competitiva, así como la categoría de consumo o incluso tenga experiencia en categorías relacionadas, será la vía más cómoda y adecuada. Éstas agencias cuentan con empelados que han dirigido y sido parte de múltiples proyectos exitosos y fracasos también, así que conocen exactamente qué preguntas hacer al cliente, qué observar de los competidores y el mercado, y qué dirección se debe tomar para alcanzar mejores resultados comerciales.

Entre las agencias de diseño existen muchas especialidades, lo mejor para una PYME es elegir una agencia especializada en diseño de empaque que sea independiente, es decir que no pertenezca a un red global, debido a que los honorarios podrían ser astronómicos. Muchas de las diferencias de precio entre las agencias no están ligadas a la calidad de sus resultados, ni a su competencia intelectual o artística, sino a sus costos de operación. El costo fijo más alto de las agencias es su locación y sus costos de personal, así que las agencias que están asentadas en zonas lujosas de la ciudad, pueden tener costos mayores a otras agencias no tan exclusivas, y las agencias que están localizadas en ciudades grandes suelen tener que compensar a sus empleados con sueldos más altos, y los resultados podrían ser similares a otras agencias en diferentes barrios o ciudades pequeñas. Lo más recomendable es tener una conversación con los representantes de las agencias que les parezcan buenas candidatas, para evaluar el nivel de experiencia y capacidad de comprensión de los retos de negocio de su producto antes de tomar una decisión.

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas