¿Por qué los estudiantes plagian?

El plagio no es algo nuevo, pero sí es un fenómeno que se ha acrecentado con el avance en cuanto a los recursos tecnológicos y el acceso a la información.

Hoy por hoy son muchas las razones y causas por las cuales los estudiantes de diferentes partes del mundo y en distintos niveles educativos hacen del plagio algo común.
De hecho, no solo se utiliza para los trabajos, sino también para exámenes y diferentes evaluaciones.

A continuación, presentamos algunas de las razones más frecuentes de por qué los estudiantes plagian.

estudiantes copiando

¿Por qué los estudiantes plagian frecuentemente?

Miedo al fracaso

Hay varias fuentes de temor. Una es que los estudiantes pueden sentirse avergonzados de fracasar, especialmente en términos de expectativas familiares.
En ese sentido, debe notarse que es más “honorable” recibir una calificación baja que ser sorprendido haciendo trampa o plagiando.

Otros estudiantes pueden sentir que sus habilidades de escritura o de investigación son tan débiles que sólo pueden aprobar el curso si compran un trabajo escrito por otra persona.
Por último, los estudiantes pueden alegar que son incapaces de declarar el contenido de una fuente, así como el original.

Horarios Exigentes

Los estudiantes que trabajan fuera de la escuela (algunas hasta 20 horas por semana) o que tienen una gran cantidad de clases pueden decidir que no hay suficiente tiempo para hacer la tarea correctamente.

La solución para ello es la orientación sobre la organización y la asignación puede mostrar a los estudiantes cómo planificar mejor su tiempo.

De igual forma también se les debe recordar a los estudiantes que las tareas están proporcionando habilidades y conocimientos que pueden ser necesarios en sus futuras carreras.

Errónea percepción de que engañar es fácil

Un porcentaje significativo de estudiantes encuestados reportaron que sentían que hacer trampa era fácil o que los instructores no hacían cumplir las reglas.

Para ello, una posible solución sería a través de una discusión sobre las consecuencias de la deshonestidad académica puede cambiar esa percepción.

Algunas anécdotas (con malas y buenas consecuencias, dependiendo del enfoque) bien escogidas también podrían reforzar el concepto de que la deshonestidad académica se toma en serio.

Falta de interés

Un estudiante que no está demasiado interesado en una tarea puede ser más propenso a plagiar.

Es por ello que permitir a los estudiantes seleccionar temas o usar datos/ejemplos del mundo real puede agregar un incentivo para que un estudiante complete la tarea como se pretende.

La llamada “Economía del esfuerzo”

Por supuesto, algunos estudiantes plagian porque sienten que es más fácil copiar de otra persona que hacer el trabajo ellos mismos.

¿Solución? Una estrategia para estos estudiantes es recordarles las consecuencias a largo plazo. Otra estrategia es estructurar las tareas para que el plagio se convierta en más trabajo que hacer la investigación.

Ignorancia y desconocimiento sobre el plagio

Pese a que la mayoría de los estudiantes entienden que comprar un trabajo o tesis en internet es plagio, es posible que no vean la distinción entre sintetizar las fuentes o la verdadera colaboración y ciertos tipos de plagio como “cortar y pegar” o una paráfrasis demasiado cercana.

La revisión de los diferentes tipos de plagio permitirá a los estudiantes saber cuáles son los estándares.

Además, se debe animar a los estudiantes a que añadan citas mientras escriben, incluyendo borradores. Esto evitará la excusa: “Quise citar, pero se me olvidó”.

Emoción al plagio

Un pequeño porcentaje de los estudiantes pueden plagiar sólo por la emoción de eludir la política escolar. Una manera de combatir esto podría ser presentar la tarea como un desafío también, o comenzar a aplicar las normas con todo su peso coactivo.

Ventajas de ser un nuevo maestro o profesor

Ser un nuevo maestro o profesor es un reto al cual muchos están expuestos. Por mucha experiencia que se tenga en un curso o cátedra, siempre será motivo de emociones y nervios dar clases por primera vez a un grupo de estudiantes. Existen diversas ventajas de ser un nuevo o profesor que pueden dar un impulso a mejorar la forma en cómo los estudiantes aprendes, ¿qué tal?

Pues bien, siempre es de vital importancia aprovechar cada una de las oportunidades que se presenten para potenciar tus virtudes como maestro o profesor.

Así podrás ganar la confianza de los estudiantes y a la vez motivarlos a mejorar en el proceso de aprendizaje.

profesores jovenes

Ventajas de ser un nuevo maestro o profesor

Los nuevos maestros tienen ideas frescas

Por lo general, los nuevos maestros y profesores quieren romper con algunas tendencias. Es por ello que vienen con todo el ímpetu de renovar la cátedra que impartan y, bajo nuevos esquemas, innovar en cuanto al ámbito educativo.

Este es un punto que quizás hayas escuchado escuchado antes, e indica una fortaleza central para muchos maestros nuevos: Traen ideas frescas.

Por ejemplo, hubo una experiencia en una escuela de Madrid en la que un nuevo maestro de inglés notó que se requería que los niños tuvieran una comprensión más profunda de la retórica y la persuasión que en años anteriores.

Para mejorar la comprensión de los estudiantes sobre estos temas, creó un festival de participación abierta, donde los estudiantes tenían que argumentar hipótesis absurdas usando técnicas retóricas y persuasivas.

Esta idea fue una sensación inmediata y consiguió que los estudiantes usaran técnicas como la yuxtaposición y estructura paralela a una profundidad que nunca antes habían visto.

Los nuevos maestros tienen nuevas perspectivas

Junto a las nuevas ideas, los nuevos maestros pueden usar su nueva perspectiva para identificar las brechas que los que están dentro de una escuela no pueden ver.

Son expertos en áreas que los maestros veteranos podrían no ser

La enseñanza requiere muchas capacidades en un mundo que corre a una velocidad tan rápida, por lo que incluso los veteranos más comprometidos pueden tener dificultades para mantenerse al día con las innovaciones y la investigación.

Esto significa que mientras que los veteranos tienen una ventaja de conocimiento sobre los nuevos maestros en muchas áreas, los nuevos maestros a menudo tienen una comprensión significativamente mejor de la investigación más reciente, las mejores prácticas y los avances pedagógicos o tecnológicos.

Esta experiencia, si se comparte con tacto y consideración, puede añadir mucho a un departamento, escuela o incluso distrito.

Ir a la barra de herramientas