Comité ampliado
Presentación movilización

Resumen Movilización

BALANCE 2011
BALANCE 2010

¿Por qué las mujeres siguen ganando menos que los hombres?

{lang: 'es'}

  ¿Por qué las mujeres continúan ganando menos que los hombres —cerca de un 20% menos, según algunas estimaciones— y qué se puede hacer al respeto? Por lo menos la mitad de la diferencia observada en la remuneración femenina refleja el hecho de que las mujeres tienden a trabajar en diferentes tipos de ocupaciones y de sectores que sus congéneres masculinos, un fenómeno conocido como «segregación por sexo». Comprender las causas de esa segregación es parte fundamental de cualquier intento de lidiar con las diferencias de salario.

Matthew Bidwell, profesor de Gestión de Wharton, y Roxana Barbulescu, profesora de Gestión de la Universidad McGill, de Montreal, decidieron entender las causas de la segregación por sexo a través de cinco enfoques distintos, en vez de recurrir a modelos que, por norma, analizan los diferentes empleos que hombres y mujeres escogen, o las decisiones tomadas por los empleadores durante el proceso de evaluación de los candidatos.

Bidwell y Barbulescu decidieron, en lugar de eso, analizar los candidatos e intentar determinar si las decisiones tomadas por ellos cuando buscaban empleo tenían un impacto significativo sobre la oferta que decidían aceptar. Los resultados del estudio se presentaron en un trabajo titulado «¿Escogen las mujeres trabajos diferentes que los hombres? Mecanismos de segregación de candidatos en el mercado de trabajadores del sector administrativo«. [Do Women Choose Different Jobs from Men? Mechanisms of Application Segregation in the Market for Managerial Workers], que será publicado en Organization Science.

Los investigadores analizaron más a fondo esa cuestión con el objetivo de descubrir qué explicaría los resultados obtenidos. Inicialmente, ellos clasificaron las diferentes influencias que pesaban sobre las decisiones de búsqueda de empleo en tres factores distintos: preferencia de los candidatos por recompensas específicas de la función, como salario o flexibilidad; capacidad de identificarse con trabajos específicos, lo que generalmente refleja hasta qué punto tales funciones son compatibles con otros aspectos que los candidatos ven en sí mismos; así como las expectativas que tienen de ser aceptados.

Según los investigadores, cada uno de esos factores está relacionado con la socialización del papel de los sexos, es decir, con aquello que determina nuestras creencias básicas sobre los tipos de comportamientos considerados más apropiados para los hombres en comparación con las mujeres, y sobre los tipos de habilidades que van unidos a tales comportamientos. Si se espera de las mujeres, al contrario que de los hombres, que tengan papeles diferentes en el lugar de trabajo y en casa, entonces es posible que busquen también recompensas distintas en el trabajo en lo que tiene que ver, por ejemplo, con la remuneración, el desafío intelectual, la flexibilidad, el equilibrio entre vida profesional y personal, etc.

Ampliar información[+]

Deja un comentario