Comité ampliado
Presentación movilización

Resumen Movilización

BALANCE 2011
BALANCE 2010

Investigadores implementan cultivo bajo invernadero que garantiza productos más saludables

{lang: 'es'}

Unos sistemas óptimos de riego y análisis permanente del agua aseguran hortalizas confiables y frescas para el consumidor

FUNANDI/DICYT Un grupo de investigadores diseñaron un sistema de riego en invernadero para cultivar productos de consumo diario, con el fin de garantizar que sean confiables y saludables. El proyecto consiste en desarrollar nuevas prácticas agrícolas con el propósito de asegurar de manera real y efectiva, que los productos que se cultiven sean confiables, saludables, frescos y que no presenten ningún tipo de residuos.

Detrás de esta iniciativa está Cesar Augusto Romaña Acuña, ingeniero Agrónomo de la Universidad Nacional de Palmira, en el Valle (Colombia), quien en unión con una ingeniera química y varios profesionales, aplicaron efectivos protocolos de análisis y filtración permanente del agua, para ser utilizados como mecanismos de riego, más un sistema de cubierta que aísla la presencia de insectos en el cultivo. “El proyecto va ligado a los invernaderos, porque necesitamos bloquear con barreras físicas el ataque de los insectos. Queremos producir comida sana sin tener que pelear con insectos”, informó Romaña a la Agencia de noticias DICYT.

El proyecto, el cual se denomina Producción hidropónica de vegetales frescos en la zona cafetera, hace parte de la Incubar Eje Cafetero, Incubadora de Empresas de Base Tecnológica del Departamento de Risaralda, la cual recibió por parte del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación – Colciencias, el premio a la convocatoria para promover proyectos empresariales con componente de innovación, que además busca, reducir gastos de nutrientes, costos de producción y acabar con la presencia de insectos, lo que garantiza en el futuro una forma diferente e innovadora de cultivo. “La importancia de este proyecto es que desarrollamos un sistema de protocolo de evaluación donde los productos sean tratados con sistema de riego de agua sin contaminantes”, manifestó Romaña.

La iniciativa plantea cultivar hortalizas como tomate Chonto y lechuga Batavia, que son de consumo diario en restaurantes, hospitales y hoteles de la zona cafetera, los cuales presentan altos niveles de contaminación y graves enfermedades en las personas. “Queremos llegar con un producto de muy alta calidad, certificado, con análisis de laboratorio y que sean productos al alcance de la gente”, declaró Romaña, quien agregó, que los cultivos se pueden realizar en los sectores de ladera, en un área de 1.600 metros cuadrados con resultados en seis meses, y una producción promedio de cinco mil kilos en hortalizas.

El sistema de cultivo que proponen estos investigadores, los cuales ajustaron más de dos años en la implementación y estudios comprobados en varias fincas de la región, permite abastecer bajo el mismo invernadero varios cultivos. “Estamos en un fase donde el medio ambiente está desestabilizado, y si quiero, como agrónomo garantizar buenos cultivos, debo aislar las plagas”, expresó Romaña.

Es una labor ética con los clientes –indicó Romaña–, con la gente que va a consumir los productos y con la tierra, y de esa manera, este proyecto entrega un cultivo donde las personas puedan decir, que el alimento que consumen es bueno, es positivo y sano.

Deja un comentario